Uno de los accesorios imprescindibles para nuestras aventuras son las duchas portátiles. Ya sea para una acampada, senderismo, refugio… nos van a ser muy útiles para darnos una ducha rápida, refrescarnos y asearnos.

Pero, aunque parezca un dispositivo sencillo, la verdad es que hay de muchos tipos y formatos.

En esta guía de compra te vamos a presentar los modelos más interesantes, con mejor relación calidad-precio, y de diferentes características. Así podrás elegir justo la que más te conviene, y de paso, ahorrarte unos euros. Te vamos primero a presentar las diferentes opciones disponibles, y luego te contamos los trucos y consejos necesarios para que puedas sacarles el mejor partido.

¡Empecemos con la guía!

1- Ducha portátil azul de presión regulable y bomba de 12V

Puede que hasta ahora uno de los principales problemas que tenías cuando ibas de acampada al aire libre o a un camping, era el de poder ducharte o lavar los cacharros con agua corriente.

Pero desde ahora puedes tener agua corriente siempre que quieras incluso si vas a alguna playa recóndita, para regar las plantas, lavar tu vehículo o para la higiene de tu mascota, todas tus necesidades quedarán cubiertas con esta práctica ducha portátil que se puede conectar directamente al mechero del coche y podrás disfrutar de agua continua para lo quieras.

Son muchas las ventajas que obtendrás desde el primer momento a parte de lo obvio que es el de poder ducharte a tus anchas. Así descubrirás que:

  • Pesa muy poco y apenas ocupa espacio.
  • La presión del agua se puede regular según tu deseo lo que te permite ahorrar agua.
  • Se alimenta directamente del mechero de tu vehículo (cargador del coche de 12V).
  • La manguera de la bomba es de 2 metros de largo, suficiente para sumergirla en un río o en un depósito de agua.

Es importante tener en cuenta una serie de puntos para asegurar el correcto funcionamiento de la ducha.

Si se va a utilizar un depósito de agua como por ejemplo una garrafa (no está incluida en el kit), este deberá tener una boca ancha de más de 10 cm de diámetro para poder meter en su interior la bomba. Además, este depósito siempre deberá tener agua suficiente para cubrir la bomba (5cm como mínimo), ya que de lo contrario podría romperse.

Es importante recordar que el agua que va a pasar por la bomba nunca puede exceder de una temperatura superior a los 60 °C para evitar daños y se mantenga operativa durante el mayor tiempo posible.

En el kit encontrarás la alcachofa (pistola rociadora o cabezal de ducha), la bomba, la goma de la bomba de 2m, un gancho y una ventosa (para colocar la alcachofa colgada o adherida al cristal del vehículo), una bolsa de almacenamiento de agua (por si quieres calentar agua al sol) y todos los componentes y gomas de juntas necesarios para montarla en unos pocos minutos.

2- Ducha portátil de presión constante y bomba de 12V

Esta ducha es muy fácil de utilizar ya que solo con darle a un botón (On/Off) podrás disponer de agua corriente a una presión constante.

El kit cuenta con un cable de alimentación de 5 metros, con 2 metros de manguera, enchufe de 12V para conectarlo con el mechero de tu vehículo o en casa, una bomba, una alcachofa, una ventosa para que se adhiera al cristal, un gancho en forma de S para colgarla de un árbol por ejemplo, y otros accesorios para montar la ducha portátil. Todo ello bien recogido en una bolsa de almacenamiento impermeable para protegerla del agua o el sol una vez que se haya utilizado. Y recuerda secar todas las piezas antes de guardarla para asegurar su mantenimiento.

Gracias a sus prestaciones, esta ducha portátil puedes usarla como ducha personal o la de tus mascotas, para regar las plantas, o para cualquier momento que salgas a distraerte practicando algún tipo de actividad al aire libre (montañismo, acampada, senderismo, pesca, surf, etc.), eso sí, siempre debes asegurarte de que dispones de una toma de corriente en tu vehículo para poder activar la bomba una vez que la introduzcas en el depósito de agua o en cualquier río.

3- Ducha portátil amarilla de presión regulable y bomba sumergible de 12V

Esta ducha es una de las más demandadas este año debido a su estupenda relación calidad-precio.

Es ideal si te vas de excursión, al camping, al campo o la playa porque ocupa muy poco espacio. Pero debes tener siempre una fuente de alimentación eléctrica que te permita conectar el enchufe del coche de 12V que lleva.

Lo bueno que tiene esta ducha portátil es que funciona tan fácil como introducir la bomba en el agua del río, manantial, aljibe o cualquier depósito de agua, conectar el enchufe a una batería auxiliar o al coche y listo. Tendrás tanta agua corriente como desees.

Además, te diré que la presión del agua la puedes regular según tu gusto o el uso que le vayas a dar (lavar al perro, los cacharros de cocinar, ducharte…).

Al comprar la ducha portátil recibirás la bomba, el cable de la bomba de 2 metros de largo, la toma del mechero, enganche o ventosa para colocar la alcachofa, y una bolsa para guardarlo todo y no se pierda ninguna pieza. Ahora solo tendrás que preocuparte por encontrar tu punto de agua.

4- Ducha portátil solar de 20 litros

¿Quieres ducharte con agua caliente en medio de la montaña? Pues con esta ducha es tan fácil como colocar la bolsa llena de agua en un árbol donde la luz solar le dé directamente o sobre una superficie plana. Y en tan solo una hora podrás tener agua caliente continua durante aproximadamente 10 minutos. Tiempo más que suficiente para estar operativo en un santiamén.

Si quieres saber que temperatura tiene el agua de la bolsa y si está a tu gusto para poder darte ya esa ducha tan ansiada, tan solo tendrás que mirar el indicador de temperatura que tiene en la parte de abajo que está expresada tanto en grados centígrados como en grados Fahrenheit. Esta bolsa está fabricada con un PVC especial muy resistente que soporta el calor de la radiación solar directa sin alterar su composición por lo que tendrás un agua limpia y sin olores. Pero no obstante se recomienda no superar los 50 °C para preservarla durante más tiempo.

Lo bueno que tiene esta ducha es que se puede llevar a cualquier sitio y sin apenas notar que va contigo ya que pesa muy poco. Así que si te vas de acampada o de senderismo esta es la ducha que andabas buscando.

5- Ducha portátil 3.7 V – 2.2A

Esta ducha es muy ligera y fácil de transportar ya que solo pesa 600 gramos, y lleva todo lo necesario para una instalación rápida y sencilla: Alcachofa, bomba, manguera de 1,8 metros, un gancho y una ventosa para colocarla según tu gusto, un cable con puerto USB de 80 cm de largo, y el manual de instrucciones. En solo tres pasos tendrás tu ducha lista para disfrutarla allí donde vayas.

Para recargar la batería (3.7V, 2200mAh) de esta ducha es muy fácil, solo debes conectar el puerto del cable USB a tu vehículo o portátil. Verás cómo se enciende una luz roja que indica que se está cargando. Cuando esa luz sea de color verde la batería estará cargada completamente y ya podrás utilizarla sin problema durante 70 minutos, tiempo más que suficiente para darte una buena ducha incluido para lavar un pelo largo. El tiempo de carga aproximado es de unas 2 horas y lo bueno que tiene es que la batería va totalmente integrada y protegida de las salpicaduras del agua.

Si vas a utilizar un depósito de agua te diré que te vale prácticamente cualquiera ya que el ancho de la boca de este solo tiene que tener 8 cm de diámetro para que pueda meterse la bomba en su interior, a diferencias de otros modelos que son de mayor tamaño.

A pesar de que la bomba de agua es muy pequeña te sorprenderá la potencia que tiene, porque es capaz de sacar un flujo de agua de 2,2 litros/minuto.

Esta ducha multiusos te ayudará gratamente cuando vayas de acampada, senderismo, a la playa, piscina o para el uso cotidiano como para lavar el coche, tu mascota o regar el jardín.

6- Ducha portátil solar con bolsa de 20 litros

Esta ducha está pensada para aquellos aventureros a los que les gustan explorar territorios inhóspitos y quieren darse un baño ligero para salir del apuro, pero no quieren renunciar al placer que supone el agua caliente. Para ello, cuenta con una bolsa de plástico reforzado de alta calidad y respetuoso con el medio ambiente, que aguanta tanto el peso como la alta temperatura del agua impidiendo fugas imprevistas.

Esta bolsa solar de 20 litros proporciona agua caliente hasta los 45°C y en todo momento sabrás la temperatura a través del indicador que está situado en la parte posterior dándote una lectura en grados Celsius y en Fahrenheit. Así que si cuelgas la bolsa del asa reforzada en un lugar donde le dé la luz directa o sobre una superficie plana (es importante que la parte oscura sea la que mire al sol para que se caliente el agua en el interior de la bolsa mucho más rápido) en menos de 3 horas tendrás agua calentita para tu aseo personal.

Lo bueno que tiene esta ducha es que la alcachofa, la goma y la bolsa van totalmente integrados permitiéndote usarla al instante sin necesidad de montarla. De hecho, incluye un práctico regulador para seleccionar el chorro de agua, pero como no lleva bomba la presión es la propia de la caída por gravedad así que es importante colgar la bolsa por encima de la cabeza. Y una vez que hayas terminado con ella es más que recomendable que la seques y la pliegues para guardarla en cualquier sitio. Verás como no te ocupará nada de espacio.

En conclusión te diré que, si quieres darte una ducha rápida y sin llevar pesos extras, esta ducha solar de 20 litros es quizás tu mejor opción.

7- Ducha portátil con cubo plegable y bomba de 12V

¿Estás cansado de irte a casa con las botas de montaña llenas de barro cuando sales al campo o de arena cuando vas a la playa? ¿Y qué me dices de la horrible sensación que deja la sal del agua del mar sobre tu piel?

Pues desde ahora no tienes que soportar incomodidades. Lleva siempre en tu coche, furgoneta o caravana esta práctica ducha portátil con cubo plegable que te ayudará en aquellas situaciones en las que es imposible tener agua corriente.

Llévala siempre contigo y ahora sí podrás improvisar una acampada al aire libre o irte con la familia de camping. Solo tienes que conectarla al adaptador del mechero de 12V del coche y podrás disfrutar de agua corriente regulable para lavar los alimentos y cocinar, para lavar el coche, limpiarle las patas al perro y a los críos los pies antes de subir al coche, por supuesto para refrescarte en los meses de más calor y quitarte el salitre del agua del mar. Y si tienes jardín, también pues hacer uso de esta ducha portátil para regar las plantas de tu casa.

Lo bueno que tiene este modelo es que pesa muy poco y es muy rápida de montar (asegúrate de conectar todas las piezas correctamente con las gomas de juntas).

Además, con la ayuda del gancho o la ventosa puedes colocar la pistola rociadora colgada o adherida al cristal y así tendrás las manos libres para ducharte tranquilamente, regular la presión del agua a tu gusto o encenderla o apagarla cuando desees (presionando el interruptor).

Otras duchas tienen el problema de que la bomba no cabe por la boca de los depósitos estándar mientras que este modelo lleva de regalo un cubo plegable que te permite solventar ese problema. Además, los 1.8 metros de manguera y los 4 metros de cable de alimentación te proporciona mucha movilidad si las comparamos con otras opciones.

Finalmente te recuerdo que no debes olvidar que la boca de succión debe estar siempre cubierta de agua (5 cm como mínimo) y la temperatura del agua nunca puede superar los 60°C. De esta manera tendrás todos los componentes operativos durante más tiempo.

8- Ducha portátil solar con bolsa de 40 litros

Esta ducha es perfecta para aquellas personas a las que les gusta el agua calentita y no disponen de gas o electricidad. Se puede disfrutar de agua caliente totalmente gratis y en cualquier momento con esta práctica bolsa.

El plástico utilizado para su fabricación es de alta calidad y respetuoso con el medio ambiente. Así mismo ha pasado los más rigurosos y estrictos controles de calidad que te asegura la durabilidad del tejido.

Tanto el diseño como el PVC negro de la bolsa aseguran que el agua se caliente rápidamente hasta los 45°C de forma que podrás disfrutar de agua caliente en solo 3 horas después de haber rellenado la bolsa con agua y exponerla al sor directamente. Además, cuenta con un indicador exterior que te informará en todo momento de la temperatura del agua.

La bolsa de esta ducha portátil al tener una capacidad para 40 litros te permitirá ducharte plácidamente y sin prisa, o bien disponer de agua para toda la familia al completo incluido el perro.

En este kit podrás encontrar la bolsa negra de 40 litros, una manguera de 63 centímetros, una alcachofa y el enganche para colgarla. Y lo mejor de todo es que no pesa casi nada (menos de 500 gramos) lo que la convierte en una de las duchas portátiles más prácticas y fáciles de transportar.

9- Ducha portátil para acampada

Esta ducha es ideal si vas a pasar unos días de acampada ya que a diferencia de las anteriores esta si requiere de un poco de tiempo para su instalación.

Son muchas las ventajas que ofrece, pero quizás la más importante es la intimidad que te proporciona durante tu aseo personal.

Esta cabina portátil para ducha con entrada lateral deberá sujetarse por la parte superior para que se quede totalmente de pie (preferiblemente a un buen árbol que aguante su peso) y por la parte de abajo habrá que sujetarla al suelo mediante cuatro estacas de amarre. Además, para ofrecer una mayor resistencia y estabilidad, cuenta con unas bandas hinchables tanto en la parte superior como en la parte inferior.

De esta manera podrás disfrutar de una ducha placentera, con total tranquilidad de no ser visto ni molestado por nada ni por nadie.

10- Ducha portátil a presión con depósito de 7 litros

Esta ducha está pensada para transportarla sin ningún problema tipo mochila ya que cuenta con unas asas muy resistentes que se fijan a la perfección a la espalda. Pero si se desea también se puede llevar de la mano mediante el asa superior que es de plástico rígido de gran calidad.

Tiene una capacidad total de 7 litros y está conectada a una goma, que desemboca finalmente a una boquilla rociadora que es por donde sale el agua de una forma suave y continua, ofreciéndote una ducha constante durante casi 5 minutos, tiempo suficiente para un aseo perfecto y completo.

Pero no solo se utiliza como ducha para el campo o la playa, también es muy útil para lavar el coche, bañar a tu mascota o para quitar el salitre del agua del mar, el barro de la bici o de las botas de montaña, para el jardín o como ducha de piscina.

No salgas sin ella, llévala siempre en el coche porque te puede sacar de un apuro en cualquier momento.

11- Ducha portátil a presión con depósito de 7,5 litros

Esta es una ducha genial porque obtienes agua a presión como en casa sin necesidad de conectarla a la corriente ni accionando un pedal de bombeo.

El depósito es del tamaño de una nevera portátil con una capacidad para 7,5 litros de agua (caliente o fría según cada uno), cantidad más que suficiente para quitar la arena, sal o el barro de los pies de toda la familia, incluido el perro o la mountain bike antes de subir al vehículo. Está elaborada de un plástico muy resistente que garantiza la satisfacción del producto.

Es muy cómoda de transportar gracias a su asa rígida (que además se puede mover hacia los lados para facilitar la manipulación como las neveras de playa) ya que la llenas, la subes al maletero y te olvidas. Aunque si la quieres transportar hasta tu lugar de acampada también es posible ya que vacía pesa solo 4 kg y llena 14 kg.

Una vez llena dispones de unos 4 minutos de agua a presión continua con 7 tipos diferentes de pulverizaciones regulables directamente desde la boquilla rociadora.

Así pues, te facilitará la vida y podrás usarla con tranquilidad y con cierta movilidad ya que incorpora una manguera de casi 2 metros (1,80m) que te permitirá alejarte un poco del depósito de agua, evitando así salpicaduras indeseadas.

Si es la ducha que andabas buscando te diré que incluye el depósito de agua con cámara de presión, la boquilla rociadora con sus 7 variantes de chorro, la manguera, el adaptador de la llave para la manguera y la válvula de encendido/apagado. Y como puedes observar no lleva cables, de forma que no tenemos por qué preocuparnos por encontrar una toma de corriente auxiliar.

12- Ducha portátil solar plegable de 20 litros

¿Estás pensando salir este fin de semana de senderismo y acampar en la montaña?

Si tu intención es darte un buen paseo y dejar muy atrás tu coche, esta ducha solar plegable es lo que necesitas. Su capacidad para 20 litros de agua te suministrará el agua que necesitas para una ducha normal sin necesidad de ir cargado como una mula.

Lo mejor de todo es que es portátil, es ligera (unos 500 gramos) y muy fácil de utilizar ya que solo la tendrás que colgar por el asa reforzada que lleva en la parte superior, dejarla al sol durante dos o tres horas y tendrás agua caliente para darte una buena ducha.

Y dirás: ¿cómo se sabe que temperatura tiene el agua? ¿Me quemaré?

Antes de abrir la válvula de salida de agua deberás asegurarte de que tiene una temperatura óptima para ti. Para ello deberás mirar el indicador que está situado en la parte posterior que marca la temperatura del agua alcanzada en grados Celsius y Fahrenheit, y tener en cuenta que en invierno puede llegar hasta los 36 °C y en verano hasta los 45 °C. Pero en ningún caso puede superar los 50°C ya que de lo contrario el material de PVC de la bolsa solar podría deteriorarse. Una vez que se ha utilizado y antes de guardarla, hay que verificar que está totalmente seca para asegurar su larga vida útil.

Si te interesa te diré que el kit solar de 20 litros incluye la bolsa plegable, el tubo y el cabeza de ducha (alcachofa).

13- Ducha portátil a presión con bolsa de 11 litros y pedal

Este modelo es muy práctico si no necesitas demasiada agua ya que la bolsa plegable que trae es de 11 litros, capacidad más que suficiente para darle varios usos.

Lo bueno que tiene es que no pesa nada y es muy fácil de guardar y transportar, por lo que es ideal para excursionistas o acampadas al aire libre ya que en estos casos el peso es muy importante.

Esta ducha de PVC cuenta con un práctico pedal que actúa a modo de bomba que impulsa el agua desde la bolsa a través de una goma, hasta la boquilla rociadora dosificando el agua según tu necesidad en cada bombeo que realizas con tu pie.

Todos estos componentes se transportan con facilidad en una bolsa fuerte y ventilada que la podrás enganchar a tu mochila o llevarla dentro de tu coche en cualquier rinconcillo porque apenas ocupa espacio.

Esta puede ser tu opción perfecta si quieres disponer de agua para una ducha rápida, para lavar los platos, darle un agua al coche o lavar a tu mascota y no dispones de una fuente directa de agua, cuando salgas al exterior.

14- Ducha portátil solar para acampada y senderismo de 20 litros

Si necesitas agua caliente para tu aseo personal cuando vas de acampada o senderismo esta es la ducha que andabas buscando.

Presenta una capacidad para 20 litros, cantidad más que suficiente para darte una ducha o lavar los cacharros de la comida. Se estima que tendrás a tu disposición el agua necesaria para hasta 4 duchas.

Para calentar el agua dentro de la bolsa solo tendrás que colocarla sobre una superficie horizontal en la que le esté dando la luz solar directa y esperar unas dos o tres horas si es invierno. Muchísimo menos si es primavera o verano. Deberás tener en cuenta que para que el agua del interior no supere los 50°C deberás mirar periódicamente el indicador de temperatura para evitar que el PVC se deteriore antes de tiempo.

Lo bueno que tiene esta ducha portátil es que apenas ocupa nada de volumen y no pesa casi nada. No notarás que la llevas encima.

Cuando la vayas a utilizar se recomienda colgarla del asa reforzada que soporta sin problema el peso de la bolsa totalmente llena. Con ayuda de la boquilla y de la manguera tendrás libertad de movimiento para asearte y con la válvula podrás controlar el chorro de salida de agua. Una vez que hayas terminado con ella, se recomienda secar y guardar hasta la siguiente ducha.

Y por último recordar que no debe manipularle con objetos cortantes ni afilados para no rajar el plástico de la bolsa.

15- Ducha portátil a presión con depósito rígido de 15L y pedal

Esta ducha cuenta con un depósito de agua de 15 litros, fabricado en polietileno de alta densidad (HDPE) lo que ofrece la seguridad de adquirir un producto duradero, resistente a la vez que ligero, pudiendo incluso llenarlo con agua caliente si fuera necesario.

Una vez lleno este depósito dispondrás de unos 8 minutos para utilizar el agua ya sea para darte una ducha, lavar el coche, tus accesorios de playa, montaña, bicicleta o bien para asear a tus mascotas.

Para poner en funcionamiento esta ducha no es necesario electricidad, ni baterías. Dispone de un pedalcomo si fuera un inflador de playa, que al pisarlo hace que el agua vaya a través de una manguera hasta la boquilla de rociado y salga a presión.

Además, si se desea se puede quitar la goma que conecta con la válvula de encendido y apagado con objeto de utilizarla como chorro de agua fijo como si fuera un grifo, muy útil mientras se está cocinando. Bastará con colocarlo a la altura adecuada para tal uso y listo, ya tenemos un grifo de fregadero en un instante.

Es importante resaltar que los tapones de rosca situados en el depósito, correspondientes a la entrada de la goma del pedal como el de salida de la manguera, son muy resistentes impidiendo la fuga del agua y la entrada de suciedad al interior del mismo. Antes de utilizar esta ducha se recomienda verificar que dichos tapones estén bien apretados para prevenir imprevistos.

Qué debes tener en cuenta antes de comprar la tuya

Es verdad que en el mercado existe gran variedad de duchas portátiles y a veces es muy difícil decantarse por un modelo porque los precios son todos bastantes asequibles a todos los bolsillos.

Así que para ayudarte en esta decisión te haré unas preguntas básicas y tú mismo irás viendo por donde voy, así de esta manera podrás elegir sabiamente que modelo y diseño es el que mejor se adapta a tus necesidades:

1- ¿La transportarás en un vehículo o a tus espaldas?

Selecciona las más ligeras como las de bolsas plegables o las de presión de baja capacidad si vas a llevarla encima durante una larga caminata. Si llevas vehículo, cualquiera se adaptará a la perfección.

2- ¿Es solo para ti o para compartir con alguien más?

Deberás fijarte en aquellas con mayor capacidad como las de 20 litros hacia arriba si llevas compañía o vas a estar varios días fuera.

3- ¿Tendrás forma de conectarte a la corriente, portátil o a un mechero de coche?

Si es afirmativa la respuesta, todas las de 12V son ideales para ti. Y si llevas el vehículo las de depósito grandes son geniales y nunca te faltará agua.

4- ¿Allí donde vayas hay algún manantial, río o aljibe para coger agua?

En este caso las perfectas son las de bomba si tienes forma de conectarlas a una toma de corriente y encuentras agua. Si no sabes si encontrarás agua, las de bolsa siempre van bien.

5- ¿La necesitas para limpiar los pies de arena, quitar el salitre del agua del mar o para asear a tu mascota?

Las de presión constante son geniales, pero si estás al lado del coche las de depósito con bomba mejor que mejor.

6- ¿Su uso principal es para lavar tus vehículos?

Te vale cualquier opción y sobre todo las que se conectan al mechero de 12V.

7- ¿Eres tan sibarita que necesitas agua caliente?

Pues sin pensarlo, las de bolsa son las tuyas.

8- ¿Sientes pudor de que te vean desnudo?

Si no quieres que nadie te vea mientras tu ducha diaria no te podrá faltar la ducha portátil de acampada. Nadie ni nada te molestará. Serás como un rajá.